6 consejos para hacer una buena entrevista de trabajo

Hacer una entrevista de trabajo nunca es fácil, ya que existen múltiples factores que a veces nos impiden mostrar cómo somos y toda nuestra valía. Por eso, aunque el nerviosismo siempre se puede apoderar de nosotros, sin duda tendremos más posibilidades de triunfar si preparamos a conciencia la entrevista.

Para que puedas hacer una entrevista de trabajo excelente, en González & Gorjón os queremos ofrecer seis sencillos consejos con los que conseguirás un fantástico resultado.

Los seis consejos para hacer una entrevista de 10

Puntualidad

La puntualidad es la norma más importante, básica y principal en una entrevista de trabajo. Sé puntual sí o sí, ya que llegando tarde provocas una primera impresión muy mala. Basta con estar 15 o 20 minutos antes y esperar con tranquilidad nuestro turno.

Confianza y positividad

Confiar en ti mismo y ser positivo con las perspectivas de la entrevista son premisas fundamentales. ¿Si no confiamos en nosotros mismo, quién lo va a hacer? En todo momento, debemos mostrarnos seguros de nuestras cualidades y positivos frente al entrevistador. Solo así vamos a conseguir transmitir buenas sensaciones.

Imagen

El aspecto y en especial ese primer momento de contacto visual entre el entrevistador y el entrevistado van a jugar un papel muy importante a la hora de seleccionar a un candidato. Por ello, y aunque dependerá del puesto al que optemos, siempre debemos ir arreglados a una entrevista. Eso sí, tampoco debemos pasarnos y parecer ostentosos.

Comportamiento y lenguaje corporal

No debemos descuidar en ningún momento nuestro comportamiento. Es importante ser correcto y educado pero alegre y proactivo. Además, debemos transmitir interés y sinceridad. En cuanto al lenguaje corporal, más de lo mismo: debemos mantener con postura correcta pero no demasiado hermética. Si encontramos el término medio habremos logrado el éxito.

Vocabulario

A la hora de hablar en una entrevista de trabajo, debemos tratar siempre de usted al entrevistador a no ser que él mismo nos indique lo contrario. Por supuesto, hay que evitar decir palabrotas o expresiones cómo “o sea”, “en plan” o similares.

Flexibilidad

Sin mentir en tus posibilidades, es conveniente mostrarte flexible y abierto a desarrollar diferentes funciones. En una empresa la versatilidad es un factor que se tiene muy en cuenta.

¡A por todas!

Cumpliendo con estas indicaciones podemos incluso causar mejores sensaciones al entrevistador que alguien con mejor currículum. ¡Mucha suerte!