Cómo actuar si la empresa no te paga

Puede darse el caso de que desde hace varios meses tu empresa haya dejado de pagarte mientras tú sigues haciendo tu trabajo; o que te hayan echado del trabajo y no te hayan pagado el dinero que te deben, tu salario, pagas extraordinarias o las horas extras que has hecho para ellos. Estos dos casos son una negligencia por parte del empresario y a continuación vamos a explicarte qué puedes hacer si, por desgracia, te encuentras en alguna de estas situaciones:

Si sigues trabajando pero la empresa no te paga:

Por imperativo legal, así lo indica el artículo 50 de la ley del Estatuto de los Trabajadores, puedes presentar una demanda por extinción de contrato, ya que la empresa está incumpliendo uno de los preceptivos de dicho contrato. Tienes derecho a que te paguen, o lo que es lo mismo, recibir una indemnización, que en este caso es la máxima que estipula la ley y además, vas a tener derecho a tu finiquito y podrás ejercer el derecho al paro.

Lo que no debes hacer bajo ningún concepto es irte de la empresa, porque en ese caso tú también estarás incumpliendo parte de los preceptivos del contrato y el empresario estará en su derecho de emitir un despido procedente hacia ti. Como hemos hablado en otras ocasiones, un despido procedente no va acompañado de ningún tipo de indemnización ni tampoco del derecho a paro.

Si te han despedido y no te han pagado todo lo que te corresponde:

Para emitir el despido procedente de un trabajador, la ley obliga al empresario a escribir un comunicado al trabajador en el que conste el motivo de su despido y la fecha en la que va a empezar a ser efectivo, así como la cantidad correspondiente a la indemnización establecida por ley. Este comunicado se llama carta de despido y si tú como trabajador no la recibes, debes exigirla a la empresa enviándoles un burofax, que en caso de que no hagan nada, constituirá como prueba en la demanda judicial.

Esta demanda judicial sólo puedes hacerla en el plazo de 20 días hábiles posteriores al despido verbal, en el Juzgado de lo Social, y en ella debes incluir todas las cantidades pendientes correspondientes al dinero que no te han pagado. Además, también puedes emitir una denuncia ante la Inspección de Trabajo si consideras que la empresa ha cometido una infracción administrativa.