La indemnización por despido, cómo calcularla

Si has sido despedido, dependiendo de tus circunstancias, te corresponderá una determinada indemnización. Para evitar que la empresa te pueda engañar en este proceso (algo que, por desgracia, suele ser bastante habitual), vamos a analizar algunas de las claves para saber cómo calcularla:

¿De qué depende la cuantía de la indemnización por despido?

Existen 3 factores que se deben de sopesar:

  • Salario: Un factor clave es el salario que el trabajador percibía (en monto bruto anual).
  • Antigüedad: La antigüedad también se debe considerar. En este caso, aunque tan solo se haya trabajado un día en un mes, se contabilizará el mes completo.
  • Tipo de despido: Tan solo se tendrá derecho a indemnización en el caso de que el empleado haya sido despedido mediante “despido improcedente” o mediante “despido objetivo”. En el caso de que el despido sea procedente, el ex-empleado no percibirá indemnización, pero si finiquito.

Cálculo

  • Despido objetivo: En el caso de que el trabajador haya sido despedido de esta manera, tendrá derecho a una indemnización de 20 días por cada año trabajado (estableciendo como tope máximo 12 mensualidades; esto quiere decir que el resultado total de la indemnización nunca podrá ser superior a multiplicar el salario del mes por 12.
  • Despido improcedente: En el caso de que el contrato sea posterior al 12/02/2012, si el despido se declara como improcedente, entonces la empresa podrá elegir entre pagar al empleado una indemnización de 33 días por año (máximo 24 mensuales), o readmitirlo.
  • Indemnización mixtas: Los contratos anteriores a esa fecha, habrá que calcular por una parte 45 días de salario por año (máximo 42 mensualidades) hasta el 12/02/2012 y a 33 días por año trabajado a partir de esa fecha (máximo 24 mensualidades).

De esta manera podrás calcular la indemnización por despido que te corresponde, aunque si tienes problemas o tu situación es compleja será mejor que acudas a un abogado laboralista experto en despidos. así podrás calcular la indemnización que te queda.