Jubilación a los 61 años

Las diferentes opciones de jubilación

La jubilación es un tipo de prestación a la que el trabajador tendrá acceso cuando llegue a una edad prefijada, además de cumplir con una serie de requisitos. Además, la cuantía de la misma dependerá de ciertas variables como el salario base por el que se ha cotizado, el tiempo de cotización, así como de la edad de jubilación.

A continuación, vamos a analizar las diferentes modalidades de jubilación que se nos presentan:

Jubilación ordinaria

Es a la que tendrán acceso los trabajadores cuando lleguen a la edad mínima de 65 años. En el momento de la jubilación, el empleado debe de estar dado de alta además de haber cotizado un determinado tiempo que vendrá estipulado en una tabla ofrecida por el gobierno.

Por ejemplo, una persona que se jubilara en 2015 tendría que tener 65 años y un periodo mínimo cotizado de 35 años y 9 meses; sin embargo, si lo hiciera en 2025, 10 años después, tendría que tener 66 años y 8 meses y haber cotizado un mínimo de 38 años y 3 meses.

Jubilación anticipada por despido

Se establecen una serie de despidos que hacen que el empleado pueda acceder a este tipo de jubilación. Además, se debe de haber cumplido, como máximo, una edad inferior a máximo 4 años de la edad de jubilación ordinaria. También existen otros requisitos.

Jubilación anticipada por voluntad del empleado

El empleado debe tener una edad como máximo de 2 años inferior a la establecida legalmente para jubilarse, estar en situación de alta en ese momento y acreditar un periodo de cotización mínimo de 35 años y, además, este debe de estar comprendido en los últimos 15 años.

Jubilación parcial

Un tipo de jubilación para mayores de 60 años donde el ex empleado puede volver a ser contratado con un contrato de relevo.

Estas son las modalidades de jubilación principales, no obstante si nos resulta algo aparatoso entender las diferentes modalidades siempre podemos contar con el asesoramiento de expertos en derecho laboral como lo son González & Gorjón Abogados