¿Qué debemos revisar al firmar un contrato de trabajo?

En los tiempos que corren tener que firmar un contrato de trabajo ya es sinónimo de éxito en nuestra sociedad. Sin embargo, no podemos dejarnos llevar por la alegría y firmar rápidamente sin leer detenidamente las condiciones. Merece la pena perder un poco de nuestro tiempo para leer adecuadamente las clausulas. En González & Gorjón te damos a conocer qué aspectos del contrato de trabajo debes revisar antes de firmar.

En primer lugar, y cómo no podía ser de otra forma, debes revisar si todos los datos personales y de la empresa son correctos. Más allá de los datos clásicos como el nombre, los apellidos o la nacionalidad, debemos poner especial atención en el número de DNI y en el de la Seguridad Social.

Una vez visto que todos estos datos están correctamente registrados, podemos pasar a otros importantes como el tipo de contrato. Es importante que se plasme el acuerdo oral al que habían llegado el empleado y la empresa antes de la firma tal y como se negoció. Podemos distinguir entre contrato por tiempo indefinido, temporal, por obra y servicio y, por último, de formación.

Pequeños detalles que pueden marcar grandes diferencias

Una vez revisados estos aspectos principales debemos poner nuestra atención en otros que también son muy importantes, como el salario. Hay que revisar que el sueldo anual esté bien indicada así cómo si la forma de pago es la prometida (el número de pagas, la cuenta bancaria en la que se abonarán…).

Igualmente es importante revisar el horario de trabajo, incluyendo la hora de comida y los días de descanso. Además, por parte de la empresa se deben indicar las funciones que va a realizar el trabajador y los conocimientos que debe tener para poder realizar su trabajo.

En definitiva, recomendamos leerlo al menos 2 veces y poner mucha atención en este trámite si no queremos llevarnos un disgusto una vez hayamos estampado la firma y sea legal.