Tipos de permisos para días de asuntos propios

Los días de asuntos propios son uno de los derechos inalienables de los trabajadores y trabajadoras, que por diversos motivos justificables necesitan ausentarse del trabajo. Estos motivos van desde los asuntos familiares, al derecho al voto, y es obligatorio para las empresas conceder un tiempo estipulado, sin reducción de salario, para que los trabajadores dediquen completamente a estos menesteres.

A continuación te exponemos los tipos de permisos de días de asuntos propios que hay desde el período más corto al más largo:

  • Lactancia de un bebé = 1 hora al día
    A todas aquellas madres o padres de recién nacidos, ya sean biológicos o no, se les permite tomarse una hora cada día para alimentar a su bebé. Dicha hora se puede fraccionar en 2 periodos de media hora a lo largo del día.
  • Nacimiento de hijos prematuros = 1 hora al día
    En el caso de dar a luz a un niño prematuro o cualquier otro motivo que requiera la hospitalización del bebé, los trabajadores y trabajadoras tienen derecho a 1 hora al día para dedicarla a su hijo.
  • Cambio de domicilio = 1 día
    Los trabajadores tienen derecho a dedicar un día a la mudanza y demás detalles del traslado en caso de que estos cambien de casa.
  • Defunción, nacimiento, enfermedad de un familiar = 2 días
    En el desafortunado caso de defunción o accidente de un familiar de 2º grado de consanguinidad, o de intervención quirúrgica grave (requiera o no hospitalización) los trabajadores tienen derecho a dos días. Este derecho también se aplica en caso de nacimiento.
  • Matrimonio = 15 días
    Como mucha gente sabe, a todos los trabajadores y trabajadoras se les asignan 2 semanas de permiso en caso de que contraigan matrimonio para pasarlas con su cónyuge.
  • Deber público o personal = Tiempo necesario o indispensable
    Si un trabajador ha de ejercer su derecho democrático de votar o cualquier cargo público inexcusable relacionado con el sufragio activo, la empresa debe permitirle tomar todo el tiempo que sea necesario. El mismo caso se aplica en situación de funciones representativas o sindicales.
  • Preparación al parto = Tiempo necesario o indispensable
    En caso de que un trabajador necesite realizar un examen parental o aprender técnicas de preparación al parto, la empresa debe concederle todo el tiempo que sea necesario. Esto se aplica también en caso de adopción.

Por último, hay que destacar que existen otro tipo de permisos para asuntos propios que sí que conllevan una reducción de salario. Estos son todos aquellos relacionados con la reducción de la jornada laboral de un trabajador que sea responsable del cuidado de un menor de 12 años, un familiar con diversidad funcional o en el lamentable caso de que el trabajador sea una víctima de terrorismo o de la violencia de género.